Eulàlia Rovira

No ver claro. No ver. No.

Comisariada por Carolina Jiménez

Inauguración 9 de enero, de 19 a 21.30

Exposición abierta del 9 de enero al 22 de febrero de 2020

Dossier Sala

Después de "Walls Have Feelings (and They Are Not Afraid to Speak)" de Eli Cortiñas, Twin Gallery presenta "No ver claro. No ver. No." de Eulàlia Rovira, la segunda exposición comisariada por Carolina Jiménez en la galería.

Si la primera se articulaba en torno a la posibilidad de entender –y escuchar– las voces silenciadas, las vibraciones inapreciables o los ecos inaudibles como armas poéticas contra las condiciones de desalojo, despojo y discriminación; grietas sonoras capaces de transmitirse y contagiar más allá de la palabra, más allá del lenguaje, más allá del falogocentrismo. En esta ocasión, la propuesta se presenta como un dispositivo de investigación sobre la mirada, o más bien, sobre lo que de esta se nos dice que nos dice. ¿Es posible una interpretación que desordene la jerarquía ocularcentrista imperante de los sentidos? Y, a la vez, ¿qué modos de uso de los sentidos podemos pensar que extravíen, alteren y subviertan nuestra interpretación del mundo? ¿Cuál sería nuestra realidad si pudiéramos ver todas las cosas que no vemos? ¿Cuál sería su imagen? ¿Sería una o deberíamos hablar de muchas? ¿Cómo sería el mundo si pudiéramos verlo más allá de su proyección? ¿Cómo sería nuestra relación con él si lo percibiésemos de otro modo, desde otro lado?

"The Eye's Speech –or was it the I speech?"
Vídeo HD, sonido estéreo
17' 15'', 2019

Empobrecida, oscura, superficial, consumible. Así nos devuelve la mirada la imagen del mundo. El mundo como imagen-mercancía. Nuestra mirada, esa que aísla el foco, privilegia lo enfocado –lo nítido, lo claro– y silencia un mar de sombras. Esa que, a pesar de su monopolio, ha sacrificado el propio ojo apartándolo de su dimensión sensible. Esa que ha transformado el ver en el gesto de un dedo pulgar. Esa que nos dice que podemos verlo todo sin ver nada.


“No hace falta salir de la habitación cuando el mundo te entra ordenadamente por la ventana”, The Eye's Speech –or was it the I speech?, fragmento de guion
― Eulàlia Rovira, 2019


"No ver claro. No ver. No." reflexiona en torno a la supuesta auto-invisibilidad del ver y su pretendida transparencia como el axioma etnocentrista de la representación iluminista que requiere de la usurpación y el ventrilocuismo como parte de su tecnología. La subjetividad del observador disimulada en objetividad por efecto de la invisibilidad y la indecibilidad de los cuerpos y las voces que no pertenecen al discurso y las formas de vida hegemónicas. Esta exposición se plantea como un ejercicio de ensoñación, como una interrupción en un mundo que se nos dice hipervisible, revelando una mirada más corpórea, ópticamente densa, turbia, borrosa. Un ojo que habla –o que apenas masculla, balbucea– y que permite imaginar un mundo más allá de la tecnociencia. Un ojo que torna visible lo invisible, o más bien todo lo contrario. Un ojo que (se) mira hacia dentro. Un punto ciego. Un fuera de campo. Un ojo que no ve. Un ojo que contra-ve. Una contradicción visual como contrapunto a una cosmovisión unívoca.